Conjuntivitis, orzuelos y ojos cansados: remedios a base de plantas que funcionan




Estimado Lector, 

Tal vez al final del día note que tiene los ojos cansados y le cuesta enfocar bien, sobre todo si acostumbra a pasar largas horas frente al ordenador o cualquier otro dispositivo con pantalla retroiluminada. Pues está a punto de descubrir que hay remedios naturales a base de plantas que le ayudarán a aliviar estos síntomas, pero también para solucionar otros problemas de los ojos. 

Por ejemplo, para hacer frente a la conjuntivitis, el problema ocular más común, no hay nada mejor que una planta astringente como la hidrastis de Canadá, muy rica en taninos, para tonificar la mucosa del ojo y disminuir las secreciones. 

Otro problema muy habitual que afecta a los ojos es el orzuelo, un tipo de infección generalmente bacteriana localizada en la base de las pestañas. Una de las plantas más eficaces contra esta desagradable molestia es la mirra, que además podrá encontrar en forma de tintura madre, más práctica de aplicar. 

Y para disminuir los síntomas de los ojos cansados o inflamados un baño ocular es lo mejor. Se trata de un remedio que deberá aplicar directamente en los ojos a partir de la decocción de una serie de plantas calmantes y antiinflamatorias (matricaria, llantén menor e hinojo, entre otras) en un líquido fisiológico. 

Puede encontrar la receta completa en un número extraordinario de Plantas & Bienestar que hoy puede recibir de regalo y gracias al cual sacará provecho de todos los remedios a base de plantas para los problemas de ojos. Están indicados paso a paso para que pueda prepararlos usted mismo en casa. ¡Y con resultados garantizados! 

Pero ¡atención! Los ojos son unos órganos extremadamente delicados, por lo que deberá seguir al pie de la letra las indicaciones de nuestros expertos fitoterapeutas. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

UNA PLANTA QUE AYUDA A SU HÍGADO A REGENERARSE

LA DIETA QUE PODRÍA MATAR DE HAMBRE AL CANCER

EXPERIENCIAS CON EFT

ELIMINAR EL ACNÉ CON AGUA

LA LEY DE LA REENCARNACIÓN